MANTENER LIMPIO TU VAPEADOR FACILMENTE
MANTENER LIMPIO TU VAPEADOR FACILMENTE

Tal vez estés pensando en adquirir un atomizador reparable. Quizás sean tus primeros pasos en el mundo de los RDA y aún tengas ciertas dudas sobre cuál elegir. Lo primero que has de saber es que existen muchos pequeños detalles sobre los que hay que reflexionar y que tener muy en cuenta. Algo que se supone tan sencillo como es el deck de un atomizador reparable conlleva un concienzudo trabajo detrás de su diseño, teniendo en cuenta multitud de cosas como el efecto que pueda tener en su rendimiento la forma y el tamaño. Al igual que su tamaño final, el espacio de montaje y el tipo específico de deck pueden influir en la manera en la que se puede usar dicho RBA. Aunque un atomizador reparable es muy simple en su apariencia externa y en la cantidad de material que lleva, hay mucho más detrás de su creación que afecta completamente a tu experiencia de vapeo. Algunos de estos RBAs se utilizan para cierto tipo de montajes de resistencias y poseen distintas ventajas. Aquí os vamos a mostrar los distintos tipos de deck para que podáis entender claramente su forma de montar resistencias y el por qué de sus diseños.

Mantener el tanque y atomizador de tu equipo limpio, es la mejor forma para conseguir un vapeo agradable y sacar el mayor provecho. Aun cuando los ingredientes de los líquidos normalmente no manchan, si se van quedando residuos que al acumularse afectan el desempeño y producción de vapor. La glicerina vegetal, así como los líquidos "obscuros" habitualmente ensucian la resistencia y hacen que con el tiempo se vaya perdiendo sabor, produzca menos vapor o incluso terminen sabiendo a quemado.

Es posible que aun cambiando la resistencia, pueda quedar un remanente del sabor a quemado o del líquido anterior, esto es especialmente cierto en sabores penetrantes como el café, mentolados, melón o uvas.

También algunos tanques al ser nuevos pueden dar un leve sabor a lubricante del maquinado. Aunque no estén sucios pueden tener ese particular olor a fábrica.

En todos estos casos la limpieza es el mejor modo de conseguir la mejor experiencia de vapeo que tu equipo pueda dar.

LIMPIEZA DEL TANQUE

Para limpiar tu tanque, lo primero que tienes que hacer es desarmarlo y retirar la resistencia - pero cuidado, fijate bien como van colocadas las piezas y empaques para volver a armarlo, separar las piezas además te dará un mayor conocimiento de tu atomizador y entenderás cómo es que funciona.

Si tu tanque está relativamente limpio, simplemente será necesario colocar las piezas al chorro de agua caliente, las enjuagas bien y retiras del chorro de agua. Luego utilizando una servilleta o pañuelos de papel, las secas y dejas reposar al aire hasta que se encuentren completamente secas y lo puedas volver a armar.

Si hace mucho que no lo limpias, será necesario hacer una limpieza más profunda, pones a calentar agua a punto de ebullición en un recipiente y colocas alli todas las piezas de tu atomizador. Esperas hasta que el agua se enfrie, sacas las piezas y las secas igual que en el metodo anterior, cuidando de dejarlas secar al aire hasta que se encuentren completamente secas.

Otra opción es utilizar propilenglicol puro en vez de agua, de esta manera se introducen las piezas al líquido y se dejan reposar por 2 o 3 horas, se retiran y se hace el proceso de secado como ya hemos mencionado.

También se pueden utilizar otros materiales para la limpieza profunda como el bicarbonato de sodio, alcohol etílico, vinagre o vodka barato.

LIMPIEZA DE LAS RESISTENCIAS

Existen 2 tipos de resistencias, las comerciales y las reconstruibles o reparables. Las resistencias comerciales vienen ya listas para usarse en el dispositivo. Están diseñadas dentro de una carcasa metálica y llevan ya montado el algodón, kanthal, cerámica, etc. todo en una sola pieza lista para enroscarla en el atomizador y comenzar a vapear. A pesar de que algunas páginas y blogs de vapeo sugieren que se pueden limpiar, la verdad es que no es recomendable hacerlo.

Las resistencias reconstruibles, en cambio, son resistencias que nosotros fabricamos con hilo resistivo y algodón para montar en nuestro RDA, RTA o RDTA. Este tipo de resistencias no solo se pueden limpiar sino que se debe hacer para mantener su correcto funcionamiento y vida útil.

Para esta limpieza debemos retirar el algodón y calentar la resistencia al rojo vivo, esto elminará cualquier impureza superficial que llegue a tener, luego esperamos a que enfríe y volvemos a colocar el algodón.

Cuando este proceso no es suficiente, entonces debemos volver a calentar la resistencia al rojo vivo, dejamos de oprimir el botón en el mod y colocamos la resistencia al chorro de agua para un rápido enfriamiento. Es importante cuidar que no caiga agua al mod ni a las partes electrónicas del mismo. Una vez fria la resistencia podemos pasar un cepillo de dientes o una herramienta para limpieza para eliminar cualquier impureza, secamos bien la resistencia y volvemos a colocar el algodón.

LIMPIEZA DE DISPOSITIVOS AIO O TIPO PLUMA

Hay 2 variedades de vapeadores tipo pluma, los que se puede desenroscar el tanque y los que son pieza única conocidos como AIO (All In One). Para los que se puede desenroscar el tanque, puede limpiarse como comentamos al inicio, cuidando de no mojar la resistencia ni la electrónica de la batería.

Para los modelos AIO es un poco mas complicado ya que debemos envolver la batería con una toallita y cuidar la presión del agua para evitar que se salpique la electrónica y la batería, y en caso de que llegue a caer unas gotitas, secarlas de inmediato asegurando que ni el botón ni las entradas USB se encuentren humedas antes de usarlo.

Relacionado Vuelo 420
Menú principal
Carrito
Cerrar
Atras
Cuenta
Cerrar